Días oscuros de deuda mexicana en pesos estarían cerca de su fin

Días oscuros de deuda mexicana en pesos estarían cerca de su fin

Es posible que la deuda local de México tenga más ganancias después de tocar fondo el mes pasado, ya que las expectativas de flexibilización agresiva compensan tres recortes de calificación soberana y la caída de los precios del petróleo.

0Shares

Analistas e inversores de JPMorgan Chase & Co. a Emso Asset Management dicen que los Mbonos recibirán un impulso a medida que Banxico empuje agresivamente las tasas para defenderse de lo que podría ser la recesión más severa en tres décadas. Los golpeados bonos en dólares vendidos por Petróleos Mexicanos, la compañía petrolera importante más endeudada del mundo, también podrían avanzar, aunque por diferentes razones.

Petróleo Mexicano

Mientras el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se muestra impasible respecto al estímulo, Banxico redujo inesperadamente las tasas en 50 puntos básicos el martes. El movimiento levantó los Mbonos, cuyos rendimientos cayeron hasta 25 puntos básicos. Citigroup Inc. espera otro recorte de medio punto porcentual el próximo mes y dice que las tasas terminarán el año en 4,5%. JPMorgan Chase & Co. dice que las tasas podrían caer a un récord de 3% incluso en el tercer trimestre.

“El mercado está valorando cada vez más las acciones más contundentes del banco central, ya que parece ser el único espectáculo en la ciudad dada la continua disciplina fiscal de AMLO”, asegura Jens Nystedt, un administrador de dinero en Emso en Nueva York. Tasas más bajas “respaldarán toda la curva”.

Oro negro

La rebaja de la calificación crediticia de México provocó la caída de sus bonos en dólares y contribuyó a una caída del peso de casi 23% en 2020, convirtiéndolo en la tercera peor moneda del mundo después del rand sudafricano y el real de Brasil. Sin embargo, es probable que la recesión de este año sea tan grave que pocos pronostiquen un aumento de la inflación, la consecuencia habitual de una caída de la moneda. Los precios al consumidor ahora están subiendo cerca de su ritmo más lento desde 2015.

Los analistas esperan, en promedio, que la economía se contraiga 6.7% este año, superando la caída de 4.7% en 2009, según una encuesta publicada el martes. Bank of America Corp. dice que la caída puede alcanzar el 8% y Citigroup pronostica una contracción del 9%, el peor año desde al menos 1989.

Los bonos de Pemex, mientras tanto, han caído tanto, tan rápido, que los inversores están apostando a un repunte a pesar de la crisis del mercado mundial del petróleo que hizo caer el crudo Brent un 25% esta semana. Los bonos de la compañía pagan 6.8 puntos porcentuales en rendimiento por encima de sus contrapartes soberanas, por debajo de un máximo de 8,7 puntos porcentuales a principios de año, pero aún lo suficiente para atraer inversores.

Pemex ha cubierto la producción de este año en torno a un precio del petróleo de USD 49 por barril y proyecta una ganancia inesperada de USD 6,000 millones del seguro. El viernes, Moody’s Investors Service redujo dos niveles su calificación de Pemex, aún más profundo en territorio de basura, lo que subraya el desafío de pagar más de USD 100,000 millones en deuda.

Algunos analistas, incluida la jefa de deuda de mercados emergentes de AllianceBernstein, Shamaila Khan, dicen que el apoyo del gobierno significa que Pemex no enfrentará problemas de liquidez.

“Los problemas de almacenamiento causarán debilidad a corto plazo, pero suponiendo una recuperación de la actividad a medida que los cierres disminuyan, además de los recortes de suministro, habrá una recuperación”, dijo en una entrevista desde Nueva York. “Somos constructivos sobre Pemex en los niveles actuales”.

A pesar de la rebaja de calificación de la semana pasada, pocos analistas tienen afán por salir, ya que los inversionistas bajistas ya han reducido sus pérdidas en medio de una profundización de la caída del petróleo. Eso sugiere que las salidas futuras de Pemex probablemente serán más moderadas que las expectativas anteriores.

En Aberdeen Asset Management, el administrador de dinero Edwin Gutiérrez dice que ahora está infraponderado en la deuda soberana mexicana y sobreponderado en Pemex.

“Mi convicción es que Pemex debería estar cerca al soberano, ya que el soberano deberá continuar apoyando a Pemex”, dijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *